Macabeadas
0

“Estoy contando los días”

Matías Blomberg no ve la hora de que comiencen las Macabeadas Mundiales de Israel. El tenista argentino expresó en charla con Diario Stampa: “Espero pasar unos días excelentes, rodeado de buena gente y viviendo cosas únicas”. Además, habló sobre la ceremonia de apertura y dijo que “sueño con ese momento”. ¡Cada vez falta menos para vivir la máxima cita macabea!

“Estamos cada día más cerca de la Macabeadas, ese sueño tan grande que si dios quiere voy a poder cumplir. Estoy contando los días que faltan para ese gran momento. Espero pasar unos días excelentes, rodeado de buena gente y viviendo cosas únicas en un país tan lindo y con tanta historia”, señaló Blomberg entusiasmado.

“En lo personal me siento muy bien, entrenando mucho tenística y físicamente, intentando competir con gente de un nivel más alto para ir ganando experiencia. Noto que desde que me propuse el objetivo de viajar a Israel estoy avanzando mucho gracias al entrenamiento con Daniel Vallina y también con mi equipo de Macabi Q. Tengo el apoyo de mucha gente que me motiva para seguir superándome día a día e intentan levantarme cuando las cosas no salen como uno quiere”, aseguró Matías.

Con respecto a los objetivos dijo: “En lo deportivo es el de la superación personal. Hace un año no podía pensar ni en entrar a la cancha a competir en Israel, hoy te digo que estoy mucho mejor y pienso que en el tiempo hasta viajar voy a seguir aprendiendo y superándome, llegando a las Macabeadas en un nivel mucho más alto, logrando el objetivo de superarme día a día y quizá pueda dar alguna sorpresa. En lo social, mis objetivos son claros, representar a mi país, convivir con la delegación argentina, vivir la experiencia única de ingresar al estadio de la inauguración y cantar el Hatikva con gente de todo el mundo. Eso es lo mejor que me puede pasar”.

Sobre el la ceremonia de apertura manifestó: “Sueño con ese momento todos los días, miro videos, charlo con gente que lo vivió y me lo imagino único, algo que se grabará en mis retinas y mi corazón para toda la vida, pudiendo compartir la experiencia con mis hijas, esposa y amigos”.

Cuando se le consultó si soñaba con la medalla dorada contestó: “Lo veo muy difícil, pero si me veo con muchas ganas de dar todo en la cancha, por mi país, mi familia, mis amigos, por Macabi y Bialik”. Y en el cierre de la charla agregó: “Aprovecho para agradecer el apoyo de mi familia, amigos y hermanos de la vida. Si lo soñás, no será una leyenda (E.B.)”.

Por Jonathan Steingard.

Compartir:



Hay 0 comentarios

Dejá una opinión sobre esta nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *